home | about | documents | news | publications | FOIA | research | internships | search | donate | mailing list

National Security Archive Electronic Briefing Book No. 32

English Version


El Ejército de Guatemala:
Lo que Revelan Los Archivos
de los Estados Unidos

Volumen II
Documentos


Fotografia extraida de una película del Ejército de Estados Unidos fechada en 1965. Asesores estadounidenses discuten mientras el Coronel Carlos Arana Osorio y un asistente les observan.

[De Izquierda a derecha: Sargento Casper González, asesor de infantería de EEUU; Mayor Vernon Justice, asesor de inteligencia del ejército de EEUU; soldado no identificado; y el Coronel Carlos Arana Osorio.]

Related Links:

Guatemala Documentation Project

Bookmark and Share



Documento 1

4 de enero de 1966
[Asistencia antiterrorista de Estados Unidos a las fuerzas de seguridad guatemaltecas]
Agencia para el Desarrollo Internacional, telegrama secreto.

A raíz de una oleada de secuestros organizados por grupos insurgentes, el Asesor de Seguridad Pública John Longan, destacado en Venezuela y en comisión de servicios temporal, asiste al gobierno de Guatemala en la organización de un cuerpo de operaciones urbanas “antiterroristas”.  Longan asesora a los militares de alto rango y oficiales de policía participantes sobre cómo llevar a cabo operaciones públicas y encubiertas, incluyendo el diseño de “planes de congelación de áreas” para facilitar las redadas de la policía, el bloqueo de carreteras dentro de la capital y la creación de un “centro de seguridad” en el Palacio Presidencial que centralice la información sobre secuestros.  La estrategia de Longan requiere que la CIA ponga en marcha un nuevo programa de inteligencia de largo alcance e insta a los asesores norteamericanos de la policía a incrementar su influencia sobre las fuerzas armadas de Guatemala.

[Nota:  En el documento, CAS son las siglas en inglés de Personal de Acciones Encubiertas/Covert Action Staff, brazo operativo de la sección de la CIA en Guatemala.]
 

Documento 2

Marzo de 1966
[Interrogatorio y ejecución de cinco prisioneros]
CIA, telegrama secreto

La sección de la CIA en Guatemala informa de la captura, interrogatorio y ejecución clandestina de cinco personas que habían entrado “ilegalmente” en Guatemala desde México a principios de marzo de 1966.  Este documento evalúa la fiabilidad de la información extraída de las víctimas durante los dos días de tortura que siguieron a su arresto el 3 de marzo y antes de ser asesinadas a manos de las fuerzas de seguridad guatemaltecas el día posterior.  Entre los ejecutados estaba Leonardo Castillo Flores un alto dirigente del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) y de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), brazo armado del PGT.
 

Documento 3

Marzo de 1966
[Lista de asesinados]
CIA, telegrama secreto

La sección de la CIA en la ciudad de Guatemala informa de la ejecución clandestina de varios “comunistas y terroristas” por las autoridades guatemaltecas en la noche del 6 de marzo de 1966.  Las víctimas, entre ellas el líder del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) Víctor Manuel Gutiérrez, son varios de los más de 30 miembros y simpatizantes del PGT secuestrados, torturados y asesinados por las fuerzas de seguridad guatemaltecas en marzo de 1966.  Esta operación fue resultado directo de las tácticas de “antiterrorismo” urbano diseñadas por oficiales de EEUU en apoyo del gobierno de Peralta.  Se hizo tristemente famosa como el primer caso de “desaparición” forzada en masa en la historia de Guatemala, y sin duda en toda Latinoamérica, y sirvió como uno de los “Casos Ilustrativos” del informe de 1999 de la Comisión de Esclarecimiento Histórico.
 

Documento 4

3 de diciembre de 1966
[Solicitud de entrenamiento especial]
Departamento de Estado, telegrama secreto

El Adjunto al Jefe de la Misión de EEUU en Guatemala, Viron Vaky, remite a Washington el telegrama del General Robert W. Porter, Comandante en Jefe del COMANDO SUR, recibido en la embajada.  El telegrama de Porter describe la solicitud que le hizo el Viceministro de Defensa guatemalteco, Coronel Francisco Sosa Ávila, de asistencia norteamericana para el entrenamiento clandestino de escuadrones especiales que tendrían como objetivo el secuestro de izquierdistas.  Aunque Porter rehúsa, no duda en recomendar que EEUU “apoye íntegramente la actual mejora de los programas de la policía e inicie la instrucción militar en técnicas de guerra psicológica y otros entrenamientos adicionales en operaciones contrainsurgentes”.  Vaky está inquieto por estas solicitudes y observa que, “Si incrementamos la ayuda en la complicada situación actual podemos contribuir involuntariamente a la desestabilización”.
 

Documento 5

23 de octubre de 1967
Guatemala:  ¿Una contrainsurgencia descontrolada?
Departamento de Estado, nota de inteligencia secreta

Thomas L. Hughes de la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado pone en duda la habilidad del gobierno de Guatemala para controlar las fuerzas policiales y militares a la luz del “acopio de pruebas de que la máquina contrainsurgente está fuera de control”.  El documento describe algunos de los métodos utilizados “con éxito” en Guatemala, incluyendo “operaciones públicas y encubiertas de las fuerzas de seguridad guatemaltecas y cómplices civiles de extrema derecha” y la formación de unidades clandestinas antiterroristas para llevar a cabo secuestros, bombardeos, torturas y ejecuciones “de comunistas reales o sospechosos de serlo”.
 

Documento 6

circa noviembre de 1967
[SCUGA – Special Commando Unit of the Guatemalan Army/Unidad Especial de Comando del Ejército de Guatemala]
CIA, información secreta

La sección de la CIA in Guatemala informa que SCUGA, escuadrón urbano antiterrorista del Ejército de Guatemala, planea extender sus operaciones y construir una red de inteligencia.  La nueva unidad reunirá información obtenida a través del arresto e interrogación de “comunistas revolucionarios” y reclutará informantes entre los capturados.  Ocasionalmente sus miembros también llevarán a cabo “tareas especiales”, incluyendo el asesinato de autoridades civiles consideradas subversivas.
 

Documento 7

Febrero de 1968
[Cuatro asesinados por las fuerzas de seguridad guatemaltecas]
CIA, informe secreto

Miembros del Cuarto Cuerpo de la Policía Nacional arrestaron y ejecutaron a cuatro sospechosos de subversión:  Rafael Tischler Guzmán, Cayetano Barrero Juárez, Julio César Armas González y Enrique de la Torre Morel.  Intentando encubrir la operación, las fuerzas de seguridad guatemaltecas informaron engañosamente a la prensa que se había producido un tiroteo con las víctimas tras el descubrimiento por las fuerzas armadas de un alijo de armas y propaganda subversiva.
 

Documento 8

29 de marzo de 1968
Guatemala y antiterrorismo
Departamento de Estado, memorando secreto

Viron Vaky, actualmente de vuelta en Washington en el Consejo de Planificación Política del Departamento de Estado, hace una crítica durísima de la política de EEUU en Guatemala en un memorando a Covey Oliver, Secretario de Estado Adjunto para Asuntos Interamericanos.  Vaky señala que la actuación antiterrorista del gobierno de Guatemala es indiscriminada y brutal y ha obstaculizado la modernización y el desarrollo institucional del país.  Además, sigue diciendo, los Estados Unidos han condonado tales prácticas.  “No sólo porque hayamos llegado a la conclusión de que no podemos hacer nada, realmente nunca lo hemos intentado, sino porque sospechamos que, quizás, se trate de una buena táctica siempre que los comunistas sean los que mueren.  El asesinato, la tortura y la mutilación son admisibles si es nuestro bando el que los ejecuta y los comunistas son las víctimas.”  Vaky recomienda una nueva política hacia Guatemala que rechace el antiterrorismo y defina una posición ética clara para los Estados Unidos.

En una entrevista periodística 30 años más tarde, Vaky señaló que dudaba que nadie en el Departamento de Estado hubiera leído jamás su memorando.  En todo caso, Vaky siguió su camino y tuvo una larga carrera llena de éxitos como funcionario del servicio exterior norteamericano en Latinoamérica y otros destinos.
 

Documento 9

Abril de 1968
[Las medidas de contrainsurgencia en Guatemala continúan]
CIA, telegrama secreto

La sección de la CIA en Guatemala informa que los cambios recientes en los altos mandos del ejército de Guatemala son parte de un esfuerzo del gobierno por aumentar la eficacia de las operaciones contrainsurgentes y poner a las fuerzas de seguridad bajo un control más estricto.  Aunque las actividades encubiertas del Cuarto Cuerpo de la Policía Nacional van a terminar, el gobierno tiene intención de retener un grupo escogido entre el personal del Cuarto Cuerpo para futuras operaciones.  El SCUGA (Unidad Especial de Comando del Ejército de Guatemala) continuará funcionando, pero será usado sobre unas “bases más limitadas”.  El gobierno también espera desarmar a grupos anticomunistas en el noroeste.
 

Documento 10

Julio de 1968
[Estrategias encubiertas para operaciones de contrainsurgencia]
CIA, telegrama secreto

Una fuente le cuenta a la sección de la CIA en Guatemala que, para evitar “la publicidad desfavorable” todos los insurgentes que sean asesinados por las fuerzas de seguridad guatemalteca deberán aparecer como muertos en enfrentamientos armados, independientemente de cómo realmente hayan perecido.  Un juez, insiste la fuente, deberá ser llamado al lugar del “enfrentamiento” siempre que sea posible para dar credibilidad a este montaje ficticio.
 

Documento 11

circa 1968/69
[Evaluación de la contrainsurgencia en Guatemala]
AID, informe secreto

Este análisis propone que la asistencia de EEUU a Guatemala en temas de seguridad se centre en la crisis interna creada por la insurgencia y evalúa la capacidad del ejército, la inteligencia y las unidades de policía del país para superarla.  Se incluye una descripción del precursor institucional del Archivo –el “Grupo de Seguridad Nacional para las Actividades Subversivas”, integrado por oficiales “entrenados en programas de EEUU”- encargado de reunir inteligencia infiltrando grupos guerrilleros, interviniendo teléfonos, controlando el correo privado y coordinándose con otros servicios de inteligencia centroamericanos.  El documento también recomienda que se establezca un Centro Conjunto de Operaciones [en inglés JOC/Joint Operations Center] en el Palacio Presidencial que sirva como centro “donde se coteje y coleccione toda la inteligencia disponible sobre individuos subversivos”.
 

Documento 12

19 de mayo de 1970
[Ojo por Ojo]
Departamento de Estado, telegrama secreto

El Embajador de EEUU Nathaniel Davis informa de las actividades de un nuevo “escuadrón de la muerte” autodenominado Ojo por Ojo [en inglés Eye for Eye], “la respuesta de extrema derecha a la violencia de izquierdas”.  Ojo está compuesto fundamentalmente por “residuos de la SCUGA”, es decir, se trata de un “grupo militar que cuenta con la cooperación de algunos civiles”.  Cansado de lo que considera un fallo del gobierno a la hora de actuar con energía contra las guerrillas, Ojo ha torturado y asesinado por lo menos a 10 sospechosos de subversión.  Una nota manuscrita en el documento por un funcionario norteamericano no identificado dice, “Esto es lo que nos temíamos si se aumentaba el apoyo a la seguridad pública”.
 

Documento 13

12 de enero de 1971
Campaña antiterrorista en Guatemala
Agencia de Inteligencia de Defensa, boletín de inteligencia secreta

En pleno estado de sitio, que llegara a ser de un año de duración, impuesto por el Presidente Carlos Arana Osorio, este documento informa que las fuerzas de seguridad guatemaltecas han “eliminado silenciosamente” a cientos de “terroristas y bandidos” en su mayoría en la zona rural y estimula a Arana a “mantener el estado de sitio indefinidamente”.  En la ciudad de Guatemala la policía detuvo y asesinó “alrededor de 30 sospechosos de terrorismo”, entre ellos un alto miembro del Partido Comunista.  El boletín también señala que el ejército ha cerrado todas las carreteras que salen de la ciudad y está llevando a cabo registros casa por casa en búsqueda de izquierdistas subversivos.
 

Documento 14

13 de junio de 1972
Fuerzas Armadas:  Organización de la G-2 del Ejército
Departamento de Defensa, informe de inteligencia secreta

Este informe es una descripción de la organización y funciones de la sección de inteligencia del ejército a mediados de 1972 en el que se refiere a la G-2 como “pequeña e ineficaz” y se observa que el gobierno es reacio a mejorarla debido a su papel en “la conducción de investigación sobre los asuntos personales de oficiales de alto rango y otros funcionarios del Gobierno” en el pasado.
 

Documento 15

17 de diciembre de 1974
Datos biográficos del Teniente Coronel del Ejército de Guatemala, Elías Osmundo Ramírez Cervantes
Departamento de Defensa, informe confidencial de inteligencia

Este boceto biográfico del que fuera jefe del Archivo bajo Arana Osorio contiene detalles de su historia personal y carrera militar.  Como cabeza del Servicio Presidencial de Inteligencia, Ramírez Cervantes era responsable de la planificación y conducción de redadas contra los grupos insurgentes, los interrogatorios, la vigilancia y el control de los viajeros que entraban y salían de Guatemala.  Según este documento sus antecedentes incluyen la instrucción en la Escuela de Inteligencia del Ejército norteamericano en Fort Holabird, Maryland.
 

Documento 16

Noviembre de 1979
Resumen de Inteligencia Militar (MIS) [siglas en inglés de Military Intelligence Summary], Volumen VIII:  Latinoamérica [extracto]
Agencia de Inteligencia de Defensa, resumen secreto

Este informe de inteligencia describe los esfuerzos del Presidente Romeo Lucas García para hacer frente a la insurgencia en expansión en un momento en que las relaciones militares con los Estados Unidos se han enfriado como consecuencia de la pobre actuación de Guatemala en materia de derechos humanos.  El documento señala el resurgimiento de las actividades de los escuadrones de la muerte y el creciente nivel de violencia contra la oposición política y las organizaciones sindicales en la ciudad de Guatemala.  El ejército también ha puesto en marcha operaciones contrainsurgentes en el Quiché, “pero ha sido incapaz de ejercer una presión real o de culminar una acción decisiva”.  El informe sugiere que la insistencia de los EEUU en vincular la asistencia en temas de seguridad con los derechos humanos ha convencido a los guatemaltecos de la necesidad de buscar otras fuentes de ayuda y equipamiento –tales como aviones en Suiza, entrenamiento en Israel y armamento nuevo en Bélgica, Corea del Sur y Francia.
 

Documento 17

Abril de 1981
[Soldados guatemaltecos asesinan a civiles en Cocob]
CIA, telegrama secreto

La CIA hace un relato de la masacre ocurrida en el pueblo de Cocob el 17 de abril de 1981.  Buscando el paradero de una unidad del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) sospechosa de haber tendido una emboscada a una patrulla del ejército dos días antes, una compañía armada de tropas aerotransportadas entró en el pueblo donde encontró, “un tropel indómito de aldeanos” que “parecían apoyar enteramente a las guerrillas”.  Muchos no combatientes fueron asesinados en el tiroteo consiguiente.  “Los soldados”, una fuente explica, “se vieron forzados a disparar a todo lo que se moviera”.
 

Documento 18

5 de octubre de 1981
Guatemala:  y ahora ¿qué?
Departamento de Estado, memorando secreto

 En una reunión celebrada en 1981 con el General Vernon Walters, el Presidente Lucas García dejó muy claro que, a pesar de la presión de los EEUU en materia de derechos humanos, “la represión continuaría…y la amenaza guerrillera sería completamente derrotada” con o sin ayuda de la asistencia militar de los EEUU.  En este memorando, Robert L. Jacobs, funcionario de la Oficina de Derechos Humanos y Asuntos Humanitarios del Departamento de Estado, sostiene que los EEUU deberían distanciarse de la política represiva del gobierno de Lucas.  Si Lucas se equivoca y el fracaso de la represión se hace evidente con el tiempo, Jacobs sugiere, el gobierno “no tendrá más remedio que buscar asistencia política y militar en los EEUU más o menos bajo nuestras condiciones”.  Pero si Lucas tiene éxito y extermina la guerrilla, “no hay ninguna necesidad de que EEUU se implique en la represión suministrando asistencia en temas de seguridad al GOG [siglas en inglés de Government of Guatemala/Gobierno de Guatemala].  Para entonces ya se podrán establecer relaciones normales.
 

Documento 19

5 de febrero de 1982
Informe del Comité de Vigilancia del DCI [Director of Central Intelligence – Director de Inteligencia Central]
CIA, informe top secret

Un informe de un comité especial de la CIA predice que las operaciones militares planificadas para la región Ixil de El Quiché podrían producir “enfrentamientos importantes” con la guerrilla y “graves abusos de derechos humanos por las fuerzas armadas”. El General Benedicto Lucas García, Jefe del Estado Mayor del Ejército, ha indicado que “es probable que sea necesario destruir un cierto número de aldeas”.
 

Documento 20

Febrero de 1982
[Operación contrainsurgente en El Quiché]
CIA, telegrama secreto

Las masacres perpetradas por el ejército continúan durante los días anteriores al golpe militar que derrocó a Lucas.  Este telegrama de la sección de la CIA describe las “barridas” del ejército de Guatemala por el Triángulo Ixil en El Quiché.  El objetivo de la operación es destruir todos los pueblos y aldeas sospechosos de apoyar al Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP).  Según el autor del telegrama, el ejército todavía no ha encontrado ninguna fuerza guerrillera importante en el área y su posible éxito se ha visto limitado por la destrucción de pueblos enteros y el asesinato de indios sospechosos de colaborar o simpatizar con los rebeldes.  El ejército está convencido de que toda la población indígena de Ixil apoya a la guerrilla y “ha creado una situación que ha forzado al ejército a no dar cuartel a combatientes y no combatientes por igual”.
 

Documento 21

16 de abril de 1982
Guatemala:  maquinaciones constantes dentro de las fuerzas armadas
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama confidencial

El General Ríos Montt, que tomó el poder en marzo, ha emitido la Orden General Número 10 cambiando el destino de alrededor de 400 oficiales del ejército con la intención de consolidar su base de poder dentro de las fuerzas armadas y prevenir un posible contragolpe contra su recién instaurada junta militar.  Este telegrama identifica dos grupos de jóvenes oficiales del ejército guatemalteco insatisfechos con la situación actual:  1)  aquellos que apoyaron el golpe de Ríos Montt pero creen que no está decidido a convocar elecciones y 2)  aquellos que no apoyaron el golpe y han sufrido las consecuencias.  El documento también informa que el Movimiento Nacional de Liberación (MNL), un partido político de derecha, está cortejando a ambas facciones con el objeto de dividir a los militares y “después, tomar las riendas del gobierno cuando la junta caiga”.  Otros oficiales, principalmente aquellos fuera de la capital, se han mantenido fuera de la lucha política por el poder y están más preocupados por el reciente “respiro” en la ofensiva contra la guerrilla.  El documento avisa que una “división seria…dentro de las fuerzas armadas” permitiría a la guerrilla “entrar paseando en la ciudad de Guatemala sin ser molestada”
 

Documento 22

10 de mayo de 1982
Guatemala:  turbulencias en el ejército
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama confidencial

Dos meses después del golpe militar que le llevó al poder, el General Ríos Montt continúa fortaleciendo su posición eliminando a aquellos oficiales sospechosos de participar en conspiraciones golpistas.  La promoción número 73 de la Academia Militar guatemalteca es un grupo de oficiales -muchos de los cuales llegarán a ocupar posiciones de liderazgo- particularmente coherente en su oposición a Ríos Montt.  Les une el desacuerdo con la Orden General Número 10 de modificación masiva de destinos y se sospecha que conspiran contra la junta.  Ríos ha ordenado el arresto e investigación de tres de sus miembros más prominentes con el objeto de intimidarles –Capitán Mario López Serrano, Roberto Enrique Letona  Hora y Otto Pérez Molina- amenazándoles con hacer públicas sus corruptelas si continúan la oposición a su mandato.
 

Documento 23

Febrero de 1983
[Ríos Montt da carta blanca al Archivo para tratar con la insurgencia]
CIA, telegrama secreto

Ha venido produciéndose un incremento constante de la “violencia presuntamente de derecha”, los secuestros –particularmente de estudiantes y personal docente- han aumentando de número y los cadáveres vuelven a parecer en las cunetas y zanjas, prácticas asociadas con el régimen anterior.  Desde que tomó el poder en marzo de 1983 el Presidente Ríos ha experimentado mecanismos legales nuevos para tratar a los guerrilleros y sospechosos de subversión capturados; pero las fuentes informan que en octubre de 1982 se les dijo a los oficiales del Archivo que “los guerrilleros conocidos no volverían a quedar bajo custodia de las cortes especiales”, y que eran libres para “arrestar, retener, interrogar y deshacerse de guerrilleros sospechosos a su conveniencia”.  Las fuentes también señalan que la unidad está participando en operaciones militares contra los pueblos de El Quiché.  Aunque el telegrama no contiene información vinculando al Archivo con actividades fuera de la ley, el Embajador Frederic Chapin, en un comentario al final del documento, dice “estar firmemente convencido” de que la explosión reciente de violencia está ordenada y dirigida por “por oficiales de las fuerzas armadas próximos al Presidente Ríos Montt”.
 

Documento 24

23 de mayo de 1983
Latinoamérica-Análisis [extracto]
CIA, informe secreto

Este informe resumido examina los recientes esfuerzos de reestructuración del ejército de Guatemala diseñados para aumentar la eficacia del control del ejército sobre “el personal civil del gobierno, policía, reservistas Fuerzas Civiles de Defensa así como el personal militar a nivel ministerial”.  El establecimiento de zonas militares más pequeñas y la institucionalización de “Fuerzas de Tareas” especiales del ejército en áreas con fuerte actividad guerrillera proporcionará a los comandantes del ejército mayor flexibilidad a la hora de reunir una fuerza adecuada a las condiciones y problemática de cada zona.  Aunque se espera que este plan organizativo mejore substancialmente los resultados de la lucha contrainsurgente del ejército, el documento también avisa que la presencia creciente del ejército por todo el país “puede atrincherar todavía más el dominio militar en detrimento de un proceso de democratización”.
 

Documento 25

30 de junio de 1983
Posible golpe de estado en Guatemala
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

A medida que la oposición al régimen del General Ríos Montt crece, las fuentes de inteligencia militar de los EEUU se dan cuenta de que se está urdiendo un golpe de estado dentro de las fuerzas armadas y pronostican que Ríos será derrocado dentro de los próximos 45 días.  La impopularidad del presidente se atribuye a varias razones:  1)  La creencia generalizada entre los oficiales del ejército de que sus maniobras han socavado el orden y la disciplina del ejército;  2)  Las acusaciones de corrupción dentro de su administración;  3)  La inquietud ante el entusiasmo de sus creencias evangélicas que están reñidas con la tradición católica del país;  y 4)  La convicción de que Ríos no tiene intención de convocar elecciones libres.

El documento también relata cómo el General Lucas fue coaccionado a renunciar en marzo de 1982 por la junta de Ríos.  Aunque estaba preparado para resistir el golpe, Lucas finalmente cedió después de ser conducido a un túnel donde su madre y hermana permanecían retenidas con rifles apuntando a sus cabezas.
 

Documento 26

Agosto de 1983
Guatemala:  perspectivas de moderación política
CIA, análisis secreto de inteligencia

La CIA realizó este extenso análisis de inteligencia sobre el régimen del Presidente Ríos y sus perspectivas de futuro justo dos semanas antes de que fuera derrocado por su Ministro de Defensa, General Oscar Humberto Mejía Víctores.  El documento comienza con un franco examen de la historia y raíces de la violencia política en Guatemala, empezando por el golpe militar de 1954 patrocinado por la CIA, un acontecimiento que anunció una era en la que coaliciones poco firmes de la elite gobernaron Guatemala bajo “el entendimiento tácito de que un proceso político inmanejable o poco predecible –tales como unas elecciones libres o una participación popular mayor- es contrario a sus intereses”.  A pesar de que durante el mandato de Ríos el ejército trató “con extrema violencia los pueblos controlados por la guerrilla”, en el documento se le atribuye el mérito de haber adoptado “una estrategia contrainsurgente más lúcida” y de haber reducido el nivel de “violencia indiscriminada” que caracterizó el régimen de Lucas.  El análisis pronostica que “la tendencia presente hacia un gobierno moderado” se mantendrá a corto plazo si Ríos permanece en el poder durante los próximos dos años –algo que el analista de la CIA considera sólo probable.
 

Documento 27

9 de octubre de 1983
La confusión continúa entre los oficiales del ejército de Guatemala
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Aunque el General Mejía controla de facto el gobierno de Guatemala después del golpe de estado en agosto de 1983 contra el Presidente Ríos, una nueva base de poder ha surgido “entre bastidores” liderada por el Coronel Juan José Marroquín Siliezar, jefe del Estado Mayor Presidencial, y el General Héctor Alejandro Gramajo Morales,  subjefe del Estado Mayor del Ejército.  Este documento informa que los oficiales del ejército guatemalteco están empezando a sospechar que Gramajo y el Coronel Roberto Enrique Mata Gálvez, comandante de las fuerzas armadas en el departamento de El Quiché, están trabajando en confabulación con la CIA.
 

Documento 28

15 de noviembre de 1983
Comentarios del Embajador sobre la información relacionada con la muerte de tres personas vinculadas a un proyecto de AID
Departamento de Estado, telegrama confidencial

El Embajador de los EEUU Frederic Chapin remite sus comentarios sobre la muerte de tres personas que trabajaban en un proyecto patrocinado por la Agencia para el Desarrollo Internacional norteamericana.  Chapin discrepa con la versión oficial del suceso y propone que “el incidente fue una respuesta inmediata del Archivo bajo el Coronel Juan José Marroquín Siliezar (jefe del estado mayor del presidente) a la contundente presentación sobre derechos humanos realizada por el Subsecretario Ikle y el Secretario de Estado Adjunto Elliot Abrams el 7 de noviembre”.  Aunque el caso “clama justicia”, Chapin recomienda que los EEUU reaccionen con cautela hasta que la situación de la víctima desaparecida sea aclarada.
 

Documento 29

2 de febrero de 1984
Secuestros recientes:  los indicios señalan a las fuerzas de seguridad del gobierno
Departamento de Estado, telegrama confidencial

La Embajada de los EEUU en Guatemala informa de las circunstancias alrededor de dos secuestros recientes en la ciudad de Guatemala, sugiriendo que ambos parecen haber sido obra de las fuerzas de seguridad del gobierno.  El documento describe en detalle como una de las víctimas, Sergio Vinicio Samayoa Morales, fue secuestrada del hospital por diez hombres armados justo antes ser operado de las heridas de bala sufridas más temprano ese mismo día.  En su análisis, el Embajador de los EEUU Frederic Chapin señala que “estos espantosos secuestros indican que las fuerzas de seguridad golpearán cuando el objetivo sea de importancia”.  Chapin propone que los EEUU pueden pasar por alto esta clase de atrocidades y “resaltar el concepto estratégico” o “seguir una trayectoria moral más elevada”, pero no se debe continuar zigzagueando entre estas dos posiciones.
 

Documento 30

28 de marzo de 1986
Desaparecidos entre 1977 y 1986 en Guatemala
Departamento de Estado, informe secreto

Este documento es un análisis extenso sobre las raíces de la violencia en Guatemala que intenta explicar el número extraordinario de secuestros y desapariciones que han plagado el país durante los últimos nueve años.  El estudio encuentra que la mayoría de las víctimas han sido campesinos ladinos, indios agricultores, estudiantes y maestros detenidos para ser interrogados en centros del ejército y después asesinados tras horas o días de tortura e interrogatorio, y concluye que, “ las fuerzas de seguridad del gobierno estuvieron detrás de la mayoría de los 6.515 secuestros ocurridos entre 1977 y 1985.  El ejército ha tomado medidas para ocultar su participación en estas actividades antes de ceder el poder al Presidente Vinicio Cerezo en enero de 1986, temeroso de que el nuevo gobierno civil pudiera investigar estas acusaciones.  Por ejemplo, a finales de 1985 el ejército transfirió los expedientes secretos del Archivo a la dirección de inteligencia del ejército (D-2) para mayor seguridad.  El Archivo, dice el estudio, era “un grupo secreto en la oficina del Presidente que recolectaba información sobre insurgentes y operaba contra ellos”.
 

Documento 31

circa julio de 1986
[El gobierno de Cerezo]
Departamento de Estado, carta secreta

El director de la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado, Morton I. Abramowitz, informa al presidente del Comité Especial de Inteligencia del Senado sobre la mejora de la actuación gubernamental en materia de derechos humanos bajo la presidencia de Cerezo, primer presidente civil de Guatemala desde hace 15 años.  Abramowitz juzga que el nivel de violencia política ha bajado desde que Cerezo está en el cargo, pero señala que la falta de disposición del presidente a iniciar “investigaciones al estilo de Argentina sobre abusos de derechos humanos en el pasado era una decisión calculada” dirigida a apaciguar al ejército cuyo apoyo necesita.  Al igual que en el documento anterior, la carta de Abramowitz menciona que el ejército disolvió el Archivo antes de ceder el poder a un gobierno civil y transfirió sus expedientes a la dirección de inteligencia del ejército.
 

Documento 32

Febrero de 1989
[Grupos vigilantes apoyados por el gobierno de Guatemala]
CIA, telegrama secreto

Este telegrama informa que grupos vigilantes que operan desde dentro de la Policía Nacional y la Policía de Hacienda guatemalteca, frustrados por lo que perciben como incapacidad del sistema judicial para hacer frente al creciente índice de criminalidad, están “capturando y asesinando individuos con muchos antecedentes penales”.  El autor cree que estas actividades están siendo dirigidas por el jefe de la Policía Nacional “o posiblemente alguien más arriba”.  Una fuente incluso considera que el ejército ha autorizado una banda de civiles comisionados militares para “hacer redadas de criminales y personas indocumentadas” y entregarlos al ejército para ser asesinados ya que el ejército “no tiene medios legales para procesarles”.  Estos grupos parecen ser diferentes del escuadrón de la muerte Jaguar Justiciero, un grupo que ha resurgido recientemente y del que se piensa tiene “una lista negra actualizada de 200 individuos”.
 

Documento 33

31 de agosto de 1989
Posible implicación del gobierno de Guatemala en la violencia reciente en la capital
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Fuentes de la inteligencia militar de los EEUU indican que el Directorio de Inteligencia del ejército (D-2) está implicado en la última oleada de bombas en la ciudad de Guatemala y puede haber utilizado los disturbios recientes como pretexto para intimidar a los grupos de la oposición.  Se informa que la Sección Operaciones Especiales de la D-2 fue responsable de los ataques con granadas a la sede de dos organizaciones, las Brigadas Internacionales de Paz (PBI) [Peace Brigades International] y el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).  Otras bombas se atribuyen a la Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA) y al propio partido Cristiano Demócrata del presidente.
 

Documento 34

Noviembre de 1989
[La D-2 conduce investigaciones de derechos humanos]
CIA, telegrama secreto

Una fuente le cuenta a la sección de la CIA en Guatemala que la Dirección de Inteligencia (D-2) ha investigado más de 500 denuncias de supuestas violaciones de derechos humanos y ha encontrado que la mayoría son casos de delitos comunes “sin relación con la violencia política”.  La mayoría de los “desaparecidos” son en realidad criminales, huidos o gente que se ha unido a la guerrilla o emigrado ilegalmente a los Estados Unidos.  Aunque la sección de la CIA está de acuerdo con que los grupos de derechos humanos algunas veces distorsionan o inventan sus denuncias, el autor está “casi seguro de que oficiales de la D-2 y comandantes de las zonas militares…están implicados en desapariciones y ejecuciones extrajudiciales”.
 

Documento 35

16 de febrero de 1990
Dirección de Inteligencia (D-2) del Estado Mayor de la Defensa Nacional de Guatemala
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Este documento contiene una lista de todo el personal conocido adscrito a principios de 1990 a la Dirección de Inteligencia (D-2), una organización cuyas funciones se dicen comparables a las de la CIA, FBI [Federal Bureau of Investigation/Oficina Federal de Investigación], Agencia de Inteligencia de Defensa y Agencia Antidrogas.  El documento describe una red de “control formal e informal” manejada por la D-2 y establecida entre los miembros de “varias organizaciones capaces de alimentar el aparato general de inteligencia”, y proporciona un perfil del entrenamiento y antecedentes de un oficial típico de la D-2.  Básicamente la D-2 es una organización de inteligencia basada en fuentes personales que “ha llevado a cabo controles técnicos (grabaciones) y vigilancias de ciudadanos norteamericanos” y ha reunido la llamada “inteligencia romántica” por la que “se recolecta información de las actividades, inclinaciones y vulnerabilidades sexuales de determinadas individuos” y “se explota consecuentemente”.
 

Documento 36

12 de septiembre de 1990
Antecedentes de la destitución del General Marroquín, Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

El General Juan Marroquín Siliezar era uno de los principales rivales del Ministro de Defensa Héctor Gramajo que se confabuló con los conspiradores para derrocar al Presidente Cerezo en 1989.  No fue castigado en su día por su papel, pero fue promocionado en un intento del gobierno por cooptar a los militares de línea dura que quedaban.  Sin embargo, en septiembre de 1990, el nuevo ministro de defensa, General Leonel Bolaños Chávez, tomó finalmente la decisión de destituirle aparentemente por su vinculación con los partidos políticos de la oposición.  Este telegrama describe cómo Bolaños atrajo a Marroquín –que era en ese momento el jefe del estado mayor del ejército- a su despacho y le recibió con un contingente de soldados, mientras dos pelotones de la Brigada de la Guardia de Honor tomaban la residencia de Marroquín y capturaban a su familia.  El documento señala que Marroquín parecía dispuesto a luchar por su rehabilitación y que probablemente tenía el apoyo de una parte importante de las fuerzas armadas.  Fuentes informan que la mayoría del ejército duda que Bolaños estuviera detrás de la acción y que el ex ministro de defensa Gramajo puede haber orquestado la destitución.
 

Documento 37

10 de mayo de 1991
La violencia selectiva paraliza a la izquierda
Departamento de Estado, telegrama secreto

El embajador Thomas Stroock describe la estrategia, tácticas y modus operandi tras la campaña de terror recientemente librada por escuadrones de la muerte organizados  por las fuerzas de seguridad del gobierno.  La ola de “violencia selectiva” –que durante el año asesinó a la antropóloga Myrna Mack Chang y a la activista política Dinora Pérez entre otros- tiene como objeto sembrar el miedo entre los miembros de las organizaciones de izquierda consideradas por el gobierno partidarias de la guerrilla.  Basándose en varias fuentes, Stroock concluye que estos ataques han sido organizados y ejecutados por “individuos que son miembros de las fuerzas de seguridad, con frecuencia de inteligencia militar (D-2), pero también por otros procedentes de la seguridad presidencial, comandancias de zona y ocasionalmente de las fuerzas de la policía civil”.  El embajador está también preocupado porque el Presidente Serrano “parece ambiguo con el asunto, ambigüedad que alimenta la violencia” y señala que la administración puede tácitamente estimular “la eliminación física de la izquierda como potencial contendiente por el poder en un futuro remoto”.
 

Documento 38

Junio de 1991
[General Luis Enrique Mendoza ataca verbalmente a la D-2]
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Fuentes indican que el Ministro de Defensa Mendoza ha lanzado una serie de ataques verbales contra la Dirección de Inteligencia del Ejército (D-2), afirmando que ha caído “bajo el control” de la inteligencia de los EEUU.  En particular, Mendoza ha acusado a la D-2 de pasar información a las agencias de inteligencia de los EEUU sobre el asesinato del ciudadano norteamericano Michael DeVine, un caso que provocó la suspensión de la asistencia en materia de seguridad de los EEUU.  Las fuentes conjeturan, sin embargo, acerca de la falta de sinceridad de estas acusaciones y consideran que los esfuerzos de Mendoza por debilitar a la unidad de inteligencia están relacionados con su supuesta vinculación a traficantes de drogas.  Señala el documento que la D-2 “es la única organización con credibilidad del país que desempeña tareas contra el narcotráfico”.
 

Documento 39

27 de agosto de 1991
Porqué el fenómeno de “Tanda” no existe en el ejército de Guatemala
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Según este telegrama, el fenómeno de la “Tanda” –alianza horizontal que se desarrolla entre los graduados de una clase en la academia militar y persiste durante toda sus carreras- ya no tiene tanta influencia en Guatemala como en otros países de América Latina.  Aunque las “Tandas” eran fuertes en Guatemala en los setentas, fueron severamente dañadas durante los golpes militares de los ochentas.  Durante el movimiento contra el Presidente Lucas García, por ejemplo, compañeros de clase de la academia militar con fuertes alianzas entre ellos se vieron súbitamente enfrentados unos contra otros.  Mientras unos vieron mejorar su fortuna con el nuevo régimen, “aquellos que se habían mantenido fieles a Lucas se vieron relegados a posiciones de menos importancia”.  Con el derrocamiento de Ríos en 1983, la situación dió la vuelta.  Desde entonces, la vieja amistad no se ha renovado, “y aquellas lealtades horizontales entre los compañeros no se han reestablecido de hecho”.

Paralelamente, las alianzas verticales reemplazaron a la “Tanda”, forjando lealtades entre oficiales dentro de sus campos de especilización particulares. Entre estos, uno de los grupos mas importantes e influyentes es la Cofradía, una “columna vertical de oficiales de inteligencia”, que “representa la red mas fuerte de lealtades dentro de la institución”. Otra alianza vertical fuerte que se dice comparte su influencia con la Cofradía es al de los “Operadores”, un grupo de comandantes y especialistas de operaciones implicados de cerca en la planificación y conducción de la guerra antiguerrillera. Otras Cliques similares existen tambien entre los oficiales élite los paracaidistas y los kaibiles, y los pilotos de la fuerza aerea.
 

Documento 40

8 de junio de 1993
Influenciando a un Presidente –Una versión
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Fuentes de la inteligencia militar de los EEUU informan que el General Jorge Roberto Perussina Rivera y varios de sus oficiales confrontaron al Presidente Ramiro De León Carpio en el palacio presidencial y le forzaron a nombrar a Perussina Ministro de Defensa.  Aunque el presidente ya había decidido darle el trabajo al General Mario René Enríquez Morales, se sometió y pidió a Enríquez que aceptara el puesto de jefe del estado mayor del ejército “por un período breve de tiempo y por el bien del ejército”.  Perussina, un oficial de alto rango de la línea dura que había apoyado el fallido intento del Presidente Serrano de disolver las ramas legislativa y judicial del gobierno sólo un mes antes, estuvo de acuerdo en dejar el Ministerio después de tres meses.  El autor del documento comenta que el breve mandato de Perussina como Ministro de Defensa es “cosa buena” ya que no habrá armonía en el ejército hasta que él se retire.
 

Documento 41

21 de junio de 1993
[Inquietud entre los oficiales del ejército de Guatemala ante el nuevo Ministro de Defensa]
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Fuentes de la inteligencia indican que el General Perussina, el recién nombrado ministro de defensa, no ha sido bien recibido por el cuerpo de oficiales, la mayoría de los cuales creen que debería de haberse jubilado tras su implicación en el fallido autogolpe de Mayo.  Esta disidencia hará más fácil para el Presidente De León Carpio la destitución de Perussina cuando llegue el momento.
 

Documento 42

11 de abril de 1994
Sospecha de la existencia de cementerios clandestinos en una instalación militar
Agencia de Inteligencia de Defensa, mensaje secreto

Determinadas fuentes informan a oficiales de la inteligencia militar de los EE.UU. que desde 1984-86 la dirección de inteligencia del ejército (D-2) coordinó la campaña de contrainsurgencia en el suroeste de Guatemala desde la base aérea del sur en Retalhuleu, usándola como puesto de operaciones y como centro de interrogatorios.  Las pequeñas edificaciones que fueron usadas en su día como celdas de interrogatorio han sido destruidas, y fosas "que estuvieron alguna vez llenas de agua y fueron usadas para retener allí a los prisioneros" han sido rellenadas con cemento.  Para desprenderse de los prisioneros después de los interrogatorios, el personal de la D-2 los habría hecho volar sobre el océano y los habría empujado, a veces todavía vivos, desde las aeronaves.  "De esta forma la D-2 ha sido capaz de eliminar la mayoría de las evidencias de que los prisioneros habían sido torturados y asesinados".  A oficiales actualmente destinados en Retalhuleu que querían cultivar parcelas con hortalizas les fue denegado el permiso para cultivar ciertas zonas "porque esos sitios… eran lugares de enterramientos que habían sido utilizados por la D-2 a mediados de los ochenta".
 

Documento 43

20 de abril de 1994
El Coronel Otto Pérez Molina hoy
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Los oficiales que rodean y apoyan al Coronel Otto Pérez Molina, jefe del estado mayor presidencial, pertenecen a la facción militar más democrática, a pesar de haber salido de entre las filas de la dirección de inteligencia del ejército (D-2) durante los peores años de violencia a principios de los ochentas.  Como el autor del telegrama observa, "son progresistas que crecieron con manchas de sangre en sus manos…"  Aunque no hay evidencia directa que vincule al anterior director de la D-2 Pérez Molina con esas actividades, no está claro hasta qué punto esos oficiales todavía están "influenciados por su pasado".
 

Documento 44

3 de noviembre de 1994
La suerte de los capturados
Agencia de Inteligencia de Defensa, telegrama secreto

Un informante atestigua que los guerrilleros capturados deben trabajar con la inteligencia militar (D-2) contra sus antiguas unidades so pena de ejecución sumaria.  Sólo los que tienen un significativo "valor propagandístico" son paseados por los medios de comunicación, mientras que la mayoría de los demás son interrogados extensamente y entonces, o reclutados para la D-2 o asesinados.  La fuente añade que esta ha sido una práctica que no ha cambiado bajo la actual dirección del ejército.
 

Documento 45

24 de noviembre de 1994
El Creciente Impacto del Caso Bámaca en la Institución Militar
Agencia de Inteligencia de Defensa, mensaje secreto

Una fuente dentro del ejército guatemalteco describe la reacción de los militares al incremento de la presión de EEUU para esclarecer el paradero del líder rebelde capturado Efraín Bámaca Velásquez – esposo de la abogada estadounidense Jennifer Harbury. El alto mando del ejército, dice la fuente, ha ordenado al personal militar destruir cualquier “evidencia incriminatoria... que pudiera comprometer la seguridad o el estatus de cualquier miembro del ejército guatemalteco”. La destrucción de documentos, calabozos y centros de interrogación ya ha sido lograda en la Base Aérea de Retalhuleu, y el ejército ha diseñado una estrategia para impedir que futuras “comisiones de investigación de Naciones Unidas” accedan a las bases para examinar sus archivos. El autor del mensaje asegura que, “Todos los registros escritos relacionados a este caso y probablemente otros mil mas como este ya habrán sido destruidos”.
 

Documento 46

1 de febrero de 1995
Reseña sobre el Coronel Julio Roberto Alpírez
Agencia de Inteligencia de Defensa, mensaje secreto

Una fuente discute si el Coronel Julio Roberto Alpírez fue responsable de la tortura y ejecución del guerrillero Efraín Bámaca Velásquez. La fuente asegura que el Coronel Alpírez “era totalmente capaz” de llevar a cabo estas acciones, pero cree que él “probablemente habría delegado la responsabilidad final de eliminar a Bámaca a un oficial de bajo rango o a un especialista de su confianza”. La fuente también cree que el ejército “no va a entregar a uno de los suyos” a fin de reducir la presión internacional sobre el caso, y agrega que cualquiera que desee dar información al respecto “tendría mucho que perder si el Coronel Alpírez abre la boca”. Alpírez fue un agente a sueldo de la CIA hasta 1995, cuando el Ex Congresista Robert Toricelli reveló su papel en el encubrimiento del asesinato del estadounidense Michael DeVine en 1990, y la tortura y muerte de Bámaca en 1992.
 

Documento 47

24 de febrero de 1995
Problemas con la Historia Militar
Agencia de Inteligencia de Defensa, cable secreto

Se dice que el Subjefe del Estado mayor del Ejército, el General Carlos Enrique Pineda Carranza, ha impedido que una comisión histórica del ejército – encargada de escribir una historia oficial del conflicto interno – acceda a los archivos del ejército guatemalteco. Al hacer esto, Pineda esta desobedeciendo órdenes de sus superiores inmediatos, y se dice que está trabajando junto a oficiales de la Dirección de Inteligencia (D-2) “para impedir que eventos ‘embarazosos’ sean puestos al escrutinio público”. A la fuente le preocupa “que algunos registros puedan ‘desaparecer’ como resultado de los esfuerzos del General Pineda y sus amigos[sic]”.
 

Documento 48

14 de Septiembre de 1995
USSOUTHCOM [Comando Sur de los Estados Unidos] Resumen de Inteligencia para el 13 de Septiembre de 1995
Agencia de Inteligencia de Defensa, cable secreto

En un esfuerzo por mejorar la imagen de derechos humanos de Guatemala, el Presidente Ramiro De León Carpio ha anunciado que desmantelará el sistema de 35 años de comisionados militares, una estructura que desde hace mucho ha proveído al ejército con “un flujo regular” de información de inteligencia sobre “ insurgentes, sospechosos de ser simpatizantes de insurgentes, y actividades criminales”. Sin embargo, se informa también  que el ejército mantendrá de manera secreta a los comisionados y sus funciones de apoyo bajo un nombre y estructura diferentes. Bajo este nuevo arreglo, la Dirección de Inteligencia (D-2) recopilará una lista maestra de los 25,000 “colaboradores” más importantes, que seguirán jugando un papel “invisible” para el ejército. El nuevo sistema pretende preservar “la valiosa red  de recolección HUMINT [human source intelligence – inteligencia de fuente humana] que es clave para dar seguimiento a las actividades insurgentes”, y al mismo tiempo permitirá “poder negar [su existencia] si surgieran denuncias de que se está manteniendo a los comisionados”.



El Ejército de Guatemala: Lo que Revelan los Archivos de EEUU

Volumen I: Unidades y Oficiales del Ejército

 

Contents of this website Copyright 1995-2013 National Security Archive. All rights reserved.
Terms and conditions for use of materials found on this website.